Archivo de etiquetas| palabra del dia

Lo que Dios quiere para mí

images-2-dios

En el mundo se presentan situaciones difíciles y cada vez se intensifican los problemas, es impresionante como se pierde  el amor  en la humanidad, sólo pensar que la vida se va en trabajo y más trabajo y se pierde lo esencial, el amor y la paz interior que sólo Jesucristo puede dar, el gozo y la alegría se disiparon, la convivencia y fraternidad se perdieron.

Es probable que en este momento pienses que este es un artículo mas de auto ayuda y dejes de leerlo, pues porque simplemente estas acostumbrado a escuchar lo mismo, pero quiero decirte que en su gran amor Dios te sostiene y recibe  para cambiar tu situación.

Tú fe no puede desmayar la biblia nos enseña “Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve” Hebreos 11:1. Si entendiéramos todo lo bueno que Dios tiene para nosotros e hiciéramos su voluntad, la situación de nuestra vida sería otra.

Realmente Dios te quiere escuchar y no sólo eso quiere bendecir, honrar y prepararte para una vida eterna con Él, su llamado es preciso ¡Bendecirte!, siempre está al tanto de lo que haces.¡No se dormirá el que te guarda!

Hoy  Dios  te dice preocúpate por lo que verdaderamente es lo bueno, lo que en realidad te ayudara a crecer, lo que te dará calidad de vida.“Buscad el reino de Dios y su justicia y lo demás vendrá por añadidura”. Apenas comienza tu bendición, cada obstáculo que se te presenta úsalo como escalón para avanzar, utiliza lo poco bueno que te pudo suceder en el tiempo de angustia y hazlo una pieza fuerte para avanzar.

Imagina tú vida como un gran rompecabezas que debes armar y cada pieza es importante para obtener el producto final, si logras entender que ese gran problema que estás atravesando es parte de ese rompecabezas y que  sin esa pieza clave no puedes obtener el objetivo, te aseguro que lucharas constante para que cada pieza encaje. Las dificultades son parte de tú bendición.

Piensa en grande, nunca en pequeño Dios le dijo a Salomón, construye casa grande porque tu Dios es grande, Dios quiere lo mejor para ti, depende de  ti, tomar la bendición o quedarte hasta allí, resulta difícil cuando estas separado  de Dios. Dios dice: “Separados de mi, nada puedes hacer”.

La separación implica independencia, si te consideras un ser independiente entonces debes saber que necesitas dirección para seguir adelante, muchas personas han decidido separarse de Dios después de haber visto su ayuda y provisión, como es el caso de Saúl, que llegó al extremo de consultarse con una hechicera para pedirle dirección, cómo es posible que sabiendo que existe un único y verdadero Dios, tenga que caer en esto. Saúl no tuvo buen final y por ende no le fue bien, fracasó y esto hizo que viniera sobre él la ira de Dios, esto no significa que Dios es malo,sino mas bien que  Dios es fuerte y celoso y cuida de nosotros hasta el final.

En momentos difíciles no nos queda más que glorificar a Dios, Él es bueno y nos ayuda a vencer los obstáculos, permanecer en su  amor  y estar quietos, esperando en Él.

M.Cs.E Militza Indaburo

¿Cómo manejar el afán en nuestras vidas?

afan

Diariamente se nos presenta distintas situaciones en nuestra vida que no esperamos, pero Dios siempre está allí para bendecirnos y dirigirnos, al hablar de afán podemos decir que es el deseo inmenso de hacer una labor.

¿Estás en constante afán?

Al hablar de afán se nos viene a la mente tal vez muchas situaciones, por ejemplo: desempleo, dificultades, contiendas, enfermedades, entre otras que se te escapan de las manos y no encuentras salida.

Manejar el afán en nuestras vidas parece difícil no afanarse en medio de tantos problemas que enfrenta nuestra sociedad actualmente.

Tal vez constantemente no estés en afán, pero de alguna manera te afanas por alguna circunstancia de la vida, es lógico ya que es una reacción fisiológica del ser humano.

Lo que enseña la biblia…

La biblia nos enseña en Mateo 6:25 “No te afanes por tu vida, que comerás o que beberás, ni por tu cuerpo que vestirás. ¿No es la vida más que el alimento y el cuerpo más que el vestido?”.Luego en este mismo pasaje Dios nos compara con las aves del cielo, que no siembran, ni siegan, ni recogen en graneros, y Él las alimenta; que hermoso es saber que Dios tiene cuidado de sus hijos,… entonces Dios pregunta: “¿No valen ustedes mucho más que ellas?”.

Pareciera que nuestra mente finita ,no puede entender lo infinito de Dios y su amor en nuestras vidas que es inagotable, lo que verdaderamente quiere Dios para nosotros es todo lo bueno, de tal forma que no tengamos falta de ningún bien.

Efectos del afán

Es importante que conozcas que existen efectos perniciosos que el  afán puede traer, tales como:

  • Daños en la salud.
  • Dar lugar a que el objeto de tu angustia consuma tus pensamientos.
  • Disminuye tu productividad.
  • Afectar negativamente la forma en que tratas a los que están a tu alrededor.
  • Reduce tu capacidad de confiar en Dios.

Dios nos enseña en su palabra que al afanarnos no añadirá un centímetro más a nuestra estatura, sino más bien es una muestra de que no confiamos en Él.

Jesús nos enseña en su palabra argumentos por los cuales no debemos estar afanados:

  1. Por el vestido. “Considera las aves del campo, cómo crecen ;no trabajan ni hilan;”
  2. Por la comida. “Vuestro Padre celestial sabes de qué tienes necesidad”
  3. Por el futuro “Así que no te afanes por el día de mañana, ya que trae su propio afán”.

Beneficios de dejar el afán:

  • Mejor calidad de vida.
  • Paz con Dios y los hombres.
  • Aumenta tu fe.
  • Claridad en tus metas.
  • Pasos firmes en todo lo que emprendes.
  • Desaparece el estrés.

Pasos para dejar el afán:

  • Reconocer que estas afanado.
  • Tener una comunión con Dios.
  • Cambia tu forma de pensar.
  • Realiza actividades que te gusten.
  • Haz ejercicios y ten una dieta saludable.
  • Ríe y comparte con tus familiares.
  • No dejes de enfocarte en tus metas.
  • Establece prioridades.
  • No permitas que te dominen pensamientos negativos.
  • Aprovecha los problemas como oportunidades para crecer.
  • Busca lo positivo de lo negativo.
  • Quiérete tal y como eres.

Ten presente que para los que aman a Dios todas las cosas le ayudan a bien, considera y aprópiate de esta palabra “Así que, no os afanéis por el día de mañana, porque el día de mañana traerá su afán. Basta a cada día su propio mal” Mateo 6:34

Magister en Ciencias de la Educación: Militza Indaburo

¿Qué tanto te domina lo que piensas?

Como-eliminar-pensamientos-negativos

Cuando hablamos de pensamientos se nos llegan a la mente infinitas situaciones de la vida que nos permitirán hacer un análisis de lo que generalmente pensamos.

Definición de Pensamiento

El pensamiento no es más que la capacidad de razonar y formas ideas, es decir la representación de la realidad en su mente. Los seres humanos son guiados por sus pensamientos de  algo o alguien que dejemos que entren a nuestra mente, pero ¿qué es lo que generalmente piensas? ¿Por qué lo piensas y ejecutas?, estas interrogantes deben conducirte a pensar que es tal vez allí la razón de todos tus problemas o la razón de todas tus bendiciones.

Que enseña la Biblia

La palabra de Dios nos enseña en Jeremías 29:11 “Porque yo se los pensamientos que tengo acerca de ustedes, dice Jehová, pensamientos de paz y no de mal para darles el fin que esperas”. Entonces de acuerdo a lo que nos enseña la biblia Dios quiere para nosotros lo mejor, lo bueno, pero he aquí el detalle ¿Qué quiero lograr? y ¿por qué me cuesta tanto lograrlo?

Lo que afecta mi vida…

Al parecer la razón fundamental del porque me suceden situaciones que no esperaba están asociadas a la forma de pensar y conducirme en la vida, es decir pienso y acciono, pero los resultados no son los esperados. Según lo que nos enseña la biblia lo que contamina al hombre no es lo que entra, sino lo que sale de nuestra boca.

Factores en nuestra vida que inciden a diario y no permiten tú crecimiento espiritual:

  • Batalla en la mente entre lo bueno y lo malo.
  • Lo que quieres hacer no lo haces, lo que no quieres hacer eso haces.
  • Inconstancia en todo lo que emprendes.
  • Ansiedad por querer lograr cosas de forma inmediata.
  • No estar claro en lo que se quiere lograr.

Pensar de forma positiva

Necesitas ser guiado por Dios de tal forma que obtengas resultados efectivos, a su vez puedas lograr alcanzar tener una vida plena en Dios, es decir:

  • Reconocer que constantemente tienes pensamientos negativos.
  • Pensar en todo lo bueno, todo lo honesto, todo lo que es de buen nombre.
  • Contrarrestar pensamientos negativos con pensamientos positivos.
  • Realizar actividades que te gusten y alimenten tus pensamientos.
  • Alabar y exaltar el nombre de Dios en todo tiempo.
  • No alimentes pensamientos negativos.
  • Toma lo bueno y desecha lo malo.

Cuanto más positivamente pienses te ira mejor. Enfoca tus  pensamientos en todo lo bueno para ti y para todos los que están a tu alrededor, ve a tu alrededor y observa todas la bendiciones que Dios te ha dado y de todo el peligro que te ha guardado, pues Dios te seguirá guardando porque tiene planes de bien y no de mal para ti.

Magister en Ciencias de la Educación: Militza Indaburo

Dios oye tú oración

oración

Cuando ores ten la certeza y la convicción que Dios te oye  y quiere bendecirte. Pero que sucede cuando piensas que Dios no te responde, es allí que tu fe debe activarse y esperar en lo que Dios te ha prometido.

Vemos la historia de Cornelio un hombre temeroso de Dios, observamos que a Dios le agradó  el corazón de este hombre y oyó su oración, pero esto ocurrió debido a la entrega y pasión que Cornelio le tenía a Dios, un corazón genuino  y sincero mueve a Dios.

El Centurión era un hombre temeroso de Dios con toda su casa, y hacia muchas limosnas al pueblo y oraba a Dios siempre.

La fe de este hombre conmovió el corazón de Dios, de tal manera que un Ángel se le presento y sucedió que: “Él mirándole fijamente, y atemorizado, dijo: ¿Qué es, Señor? Y le dijo: Tus oraciones y tus limosnas han subido para memoria delante de Dios” Hechos 10:4

Hay varios aspectos que Dios vio en Cornelio, su sinceridad, honestidad, generosidad y un corazón limpio.

Para que nuestra oración llegue al corazón de Dios es necesario que vivas una vida en comunión a Dios, presentándote delante de Él con un corazón puro y con manos santas. No hay nada más que le agrade a Dios que un  corazón sincero y dispuesto a cambiar.

Militza Indaburo

¿Te cansas de ser bueno con todos?

Agradecimiento

Actualmente vivimos en una sociedad llena de odio, ira y egoísmo. La humanidad va en decline cada quien buscando lo suyo propio sin importar lo que le ocurra a la otra persona.

Sólo intereses comunes y satisfacer sus propias necesidades, entonces: ¿A quién le importa quién? Al parecer estamos en medio de una tormenta y cada quien escapa por su vida tomando la justicia por sus propias manos.

Dios promete estar con nosotros hasta el fin, guardarnos del peligro, llenarnos de su amor y lo más importante darnos paz en medio de las dificultades. Pareciera contradictorio que si nuestra confianza esta puesta en Dios, dejemos que nuestras vidas se ahoguen en la depresión y nos cansemos de hacer el bien, dejando pasar por alto las maravillas de  Dios y perdiendo la confianza en Él.

No siempre nos suceden situaciones que son fáciles de manejar, sin embargo, lo importante de todo es entender que todas las cosas nos ayudan a bien para los que aman a Dios y a la larga veremos como la bendición de Dios nos alcanza.

La Biblia nos enseña que no nos descuidemos y atesoremos lo que Dios nos ha dado, ya que a su tiempo segaremos, si no desmayamos, nos dice: “No seas vencido de lo malo, sino vence con el bien el mal”. El hacer bien y no cansarnos fortalecerá nuestra fe y nos llenara de paz, esa paz que el mundo no puede dar.

El amor de Dios es inagotable y se maravilla cuando tú actitud es la correcta ante los demás. Cuán grande es el amor de Dios, entonces nuestro fin debe ser constantemente dar amor y bendecir a nuestros enemigos. Esto se logra amando a Dios y buscando diariamente su presencia.

“No nos cansemos, pues, de hacer bien; porque a su tiempo segaremos, si no desmayamos”. Gálatas  6:9

Magister en Ciencias de la Educación: Militza Indaburo