Archivo de etiquetas| fe

Fe en tiempos difíciles

Imagen cortesía de: www.pildorasdefe.net. Todos los derechos reservados

¿Tiempos difíciles? Sí, al parecer todo el mundo sabe lo que significa pasar días muy duros y tener que pelear batallas para mantenerse en pie. Cuando se habla de las circunstancias que atravesamos en la vida, definitivamente todos necesitamos FE para superar esos momentos, pero esta palabra tan corta que sólo tiene dos letras ¿Qué encierra? La palabra de Dios nos enseña “La fe, es la certeza de lo que se espera y la convicción de lo que no se ve” Hebreos 11:1. Pero, más allá de esta definición cómo se desarrolla en nuestras vidas.

Sigue leyendo

3 Pasos para no perder la fe en Dios

FE

Imagen tomada del sitio web https://pensadorxcristo.wordpress.com

Recuerda que la fe es la certeza de lo que se espera y la convicción de lo que no se ve.Cuando pierdes la confianza en Dios sientes que Dios no te habla y  un vacío en tu vida, que no sabes cómo llenarlo. Cuando le damos paso a situaciones de nuestra vida que no son fructíferas, comenzamos a perder fuerzas,  decaemos y somos cada vez más débiles sin Dios.Dios nunca falla e incluso nunca nos deja.

Pasos  para no perder la fe.

1.Debes tener comunión con Dios

Qué triste es ver como una persona se desvía de la voluntad de Dios  y busca valerse por sí misma, sin darse cuenta que va sin dirección y que su camino no tiene fin. Cuando pierdes la comunión con Dios, lo pierdes todo.

Vemos ejemplos en la Biblia como la vida de Saúl, un hombre que pudo conocer a Dios, ver su poder y experimentar sus grandezas, poco a poco fue desviándose de Dios y busco sus propios placeres, los cuales lo condujeron a la muerte tanto física como espiritual.

Así como también hubieron  hombres dedicados a Dios, en total comunión y búsqueda, fueron bendecidos, como es el caso de  Abraham, un hombre entregado a Dios, mejor conocido como el padre de la  fe y dispuesto a agradar a Dios en todo.

Tener una comunión con Dios implica buscar su rostro, ser lleno de su presencia, honrarle, buscar la paz y olvidar aquello que no te edifica (rencor, ira, enojo, problemas, entre otros).

2.Lee la Palabra de Dios.

“Toda la Escritura es inspirada por Dios, y  útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia”, debemos considerar que la Palabra de Dios es nuestro manual de vida, es nuestra espada que en momentos buenos y malos podemos asirnos de ella; la Biblia es la lámpara que guía nuestro camino, si no la leemos y la ponemos en práctica, es probable que  no tengamos las fuerzas necesarias para enfrentar una situación difícil. Al leer la Biblia podemos conocer cuáles son las bendiciones que Dios tiene preparada para nosotros.

3.Adorar y alabar a Dios.

La adoración es un instinto natural y una necesidad básica para cada persona.  El ser humano fue creado para alabar y exaltar a Dios. Con el pasar del tiempo ha perdido su intimidad con Dios y ha dejado de adorarle y alabarle. Adorar a Dios no es sólo cantar, es también un estilo de vida.

De allí la importancia de mantenernos en Adoración y alabanza al único y verdadero Dios, al que es Digno de recibir la Gloria y la Honra.

Si diariamente realizamos estos tres pasos, nuestra fe será fortalecida, a tal punto que nos convertiremos en un instrumento útil  para ayudar a otros que se encuentren débiles.

M.Cs.E Militza Indaburo