Archivo de etiquetas| Dios exige de mi

Lo que Dios exige de mí

Imagen cortesía de:laperuanareformada.blogsot.com.Todos los derechos reservados

Entender cuál es el propósito en la vida y hacer las cosas sin consultar a Dios, a la larga trae consecuencias nefastas, por el sólo hecho de no estar haciendo la voluntad de Dios, la palabra de Dios nos enseña que la voluntad de Dios es buena, agradable y perfecta, pero sé ¿Qué es lo que Dios exige de mí?

La palabra nos enseña en Deuteronomio 10:12

“Ahora ,pues, Israel, ¿qué pide Jehová tu Dios de ti, sino que temas a Jehová tu Dios ,que andes en todos sus caminos, y que lo ames, y sirvas a Jehová tu Dios con todo tu corazón y con toda tu alma; que guardes los mandamientos de Jehová y sus estatutos, que yo te prescribo hoy, para que tengas prosperidad?”

Jehová de los ejércitos quiere lo mejor para nosotros y desea darnos lo mejor, y aún cuando somos infieles, Él permanece fiel para con nosotros y extiende su misericordia. Sus exigencias no son difíciles de cumplir. Analicemos lo que Dios exige de mí:

Temer a Jehová tú Dios

Una de las primeras exigencias de Dios es que debemos temerle, esto no quiere decir que vivamos con miedo, sino que si amamos a Dios, sabemos cuáles son las cosas que a Él le desagradan y nos pueden apartar de su presencia. El temor a Dios va mas allá de hacer las cosas por obligación. Temer a Dios es sinónimo de Amor a su presencia y no pánico.

Andes en todos sus caminos

Andar en todos los caminos del Señor, no es sólo visitar el templo todos los domingos, cuando decido caminar en todos sus caminos, mi vida cambia totalmente, a tal punto que mi prioridad se convierte estar en su presencia y adorarle con todo mi ser, lo cual da como resultado un buen testimonio ante Dios y antes los hombres.

Que lo Ames

Amarás a Jehová tu Dios con toda tu alma, toda tu mente y todo tu corazón. Enamorarse de Dios es lo máximo, amar a Dios es indescriptible, llenarse de su presencia no hay palabras como expresarlo. Cuando amas a Dios tu vida cambia totalmente, a tal magnitud que ya nada de lo que haces tiene sentido si Él no está contigo.

Que sirvas a Jehová tú Dios con todo tu corazón y con toda tu alma.

La biblia nos enseña que todo lo que hagamos, lo debemos hacer como para el Señor y no para los hombres. Servir a Dios es un regalo que Él nos da, llenando nuestro ser de su amor y presencia, ayudándonos a cumplir nuestra labor aquí en la tierra. Es un privilegio servir a Dios.

Piensa por un momento si cumples con lo que Dios te exige,si no es así te invito a buscar su rostro,Él siempre tiene los brazos abiertos para recibirte.

M.Cs.E Militza Indaburo