Qué hacer cuando se pierden las esperanzas

Imagen cortesía de: ideasvida.files.wordpress.com. Todos los derechos reservados

Como bien sabes la esperanza es un estado de ánimo optimista basado en la expectativa de resultados favorables a eventos de la propia vida.  Quizás seas de esas personas que ha perdido la esperanza de que tu hijo cambie, tu esposo(a) sea diferente, cambiar a un mejor empleo, tener un mejor país y tantos sueños que aún no has visto. Sientes que se agotaron tus ganas de seguir adelante y tus temores han aumentado. Si estás en esa situación, aquí tienes algunos consejos acerca de qué hacer cuando se pierden las esperanzas.


Comenzar de cero

Seguramente has escuchado “La esperanzas es lo último que se pierde” así es, nunca pierdas el norte de cumplir tus sueños. Lo recomendable es que hagas borrón y cuenta nueva. Enfócate nuevamente en tus sueños, ten seguridad y confianza que no todo está perdido, saca de lo malo algo bueno. Dios nos enseña en su palabra “Encomienda a Jehová tus obras y tus pensamientos serán afirmados”

Caminar con fe

La Palabra de Dios nos enseña “Bienaventurados los que no vieron y creyeron”. Muchas personas piensan que la fe es simplemente esperar a que se den las cosas y ¡ya! No es así, es conveniente que trabajes en ello, la Biblia nos enseña “La fe sin obra es muerta” es decir, debo tener fe que mi sueño se hará realidad, pero debo trabajar para que se cumpla. De esta forma Dios te ayudará porque ve tu confianza y la esperanza que tienes que se cumpla tu objetivo.

No te apoyes en tu razón.

Cuando razonamos muchas cosas de las que queremos las podemos ver imposibles, ya que la razón es la capacidad que tenemos como seres humanos para establecer relaciones conceptos e ideas de algo, esto hace que bloqueemos eso que Dios puede hacer posible, es por ello que la palabra nos enseña “Sin fe es imposible agradar a Dios” Así es, es necesario que aumente la fe, para dejar de lado la razón.

«Es pues la fe la certeza de lo se espera, la convicción de lo que no se ve» Hebreos 11:1

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *