Cuántas veces has fracasado…

Imagen cortesía de: conversandoenpositivo.cl. Todos los derechos reservados

El fracaso es el resultado adverso de eso que esperabas que sucediese bien.. ummm..pero, ¿cuántas veces te salen las cosas bien? tal vez siempre te salen como piensas. A muchas personas no les va como ellos quieren y terminan declinando en el próposito ¿Has escuchado hablar de Thomas Edison? Este hombre  intentó mil veces antes de tener el éxito al inventar la bombilla. Y tú ¿Cuántas veces has fracasado?

No es fracasar, es intentar llegar al objetivo

Sabías que no se trata de fracasar, sino de intentar hasta lograr el objetivo, cuando estás seguro del potencial que tienes para lograr llegar a la meta, haces de los obstáculos un trampolín que te ayuden a seguir adelante. Si eres de los que generalmente sueles decir «Soy un fracasado» es momento que cambies tu lenguaje y comiences a confesar palabra de bendición para tu vida. La biblia nos enseña que todo lo que confieses con tu boca así será. Así que es momento de que comiences a bendecir tu vida.

Habla palabras de bendición para tu vida

¿Es fácil hablar palabras de bendición? Sí, la palabra de Dios es clara cuando nos enseña: «hablarás palabras de bendición y no de maldición», esto es una gran promesa para tu vida, en la que Dios nos entrega un arma poderosa para vivir una vida llena de bendiciones.

Cuida y controla tus pensamientos

Cuida y controla tus pensamientos, cuando Dios nos indica en su palabra en qué debemos pensar, es para que nos apoyemos de este mandato

» Por los demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre, si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad»

Aunque no lo creas, tus pensamientos forman  parte importante de tus fracasos y de tus éxitos de allí la importancia de sostener esta palabra.

Revisa el potencial que hay en ti

No sé cuánta veces has fracasado, lo que sí te puedo decir es que no te detengas hasta lograr tus metas, hay un gran potencial en ti, que tal vez no has descubierto. Es momento que camines por el camino del éxito, que hagas de los tropiezos parte de tus logros y que aprendas a destacarte en eso que sabes que eres bueno, usa el potencial que Dios te ha dado, y enfócate en tu meta.

Si crees que este artículo te ayudó, comenta y comparte con otros. Quizás necesitan estas palabras para avanzar. 

 

¡Dios te bendiga!

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *