Archivo | febrero 2017

Razones por las cuales debemos cuidar nuestro cuerpo

Imagen cortesía de: www.salud.mapfre.es. Todos los derechos reservados.

Diariamente vemos por todos lados información acerca de cómo cuidar nuestra salud, en la noticia, Internet y diferentes medios. Sin embargo, aún cuando conocemos cómo cuidar nuestra salud, no le tomamos mayor relevancia al asunto y nos descuidamos. A continuación, veamos algunas razones por las cuales debemos cuidar nuestra salud

1.Somos templo y morada del Espíritu Santo

La Biblia nos enseña que somos templo y morada de Dios

“¿No sabéis que sois templo de Dios, y que el Espíritu de Dios mora en vosotros?
Si alguno destruyere el templo de Dios, Dios le destruirá a él; porque el templo de Dios, el cual sois vosotros, santo es” 1 Corintios 3:16,17

Científicamente debemos conservar la salud en su nivel más puro, aunque tenemos un cuerpo maravilloso, es importante saber que no somos infalibles y debemos ponerle atención constante.

Muchas veces el estrés y las preocupaciones nos abruman que descuidamos la salud sin darnos cuenta. Por eso se debe hacer un alto en el camino y tomar pequeñas medidas para mantener un buena salud y agradar al Espíritu Santo

2.Porque si no lo hacemos, nos enfermamos

Si descuidamos, nuestro cuerpo puede caer en un estado de depresión y enfermedad. Si eres de las personas que vives agobiado y en constante estrés, debes hacer un alto en el camino y visitar al médico para que te realice los exámenes respectivos y así puedas verificar que todo marcha bien.

3.Porque nos mantenemos saludables

Si tenemos una vida saludable podemos estar tranquilos y realizar nuestras labores diariamente. De allí esta es una de las razones por las cuales debemos cuidar nuestro cuerpo.

¿Crees que llevas una vida saludable? Déjanos tu comentario

¡Dios te bendiga grandemente!

M.Cs. E Militza Indaburo

¡Dios es Grandioso!

Imagen cortesía de:lagrandezadeDios.Todos los derechos reservados

¿Alguna vez te has detenido a pensar lo grande y maravilloso que es Dios? .La grandeza de nuestro Dios es INFINITA  es decir no tiene límites, cada mañana  son nuevas sus misericordias, nos llena de su amor, nos guía, nos enseña, nos llena de esperanza y lo más importante nos perdona.

Tan solo saber que podemos respirar y aún en medio de las dificultades ver que algo bueno sale de allí podemos ver lo grandioso y soberano que es Dios, sus maravillas hacia nosotros son incontables, su amor es inagotable.

Más Dios muestra su amor para con nosotros en que siendo aún pecadores Cristo murió por nosotros, cuán grande es Dios que nos permite arrepentirnos y llegar a Él para disfrutar de la Paz que el mundo no puede dar.

Su grandeza no se puede medir, ni calcular, en su gran amor nos arropa para seguir adelante. Nos dejó su Palabra que nos sirve de lámpara, de guía para ir por un camino firme y llegar a nuestra bendición.

Lo que Dios promete

Dios promete en su palabra guardarnos, proveernos todo y que no nos falte ningún bien, que alegría es apropiarse de la Palabra de Dios y a través de ella ver su grandeza, su magnificencia y plenitud.

Maravillarse en Dios es lo mejor que el hombre puede hacer. Si experimentamos una intimidad con Dios, tendríamos otra perspectiva de la vida. La palabra nos habla de hombres que se mantuvieron en una constante comunicación con Dios y nunca fueron avergonzados, como es el caso de Abraham un hombre de fe, su corazón se mantuvo fiel a Dios y pudo ver su grandeza.

A Dios le agrada que nos presentemos delante de Él con un corazón humillado, presentarnos delante de Dios diariamente es una visa para tener una vida plena llena de bendiciones.

¿Has visto la grandeza de Dios en tu vida?

Conoces en qué nivel de perfección estás

Imagen cortesía de:italocevallos.wordpress.com.Todos los derechos reservados

Muchas personas suelen decir yo soy perfecto, todo lo hago bien, soy mejor que muchas personas. Cuando tenemos a Cristo en nuestro corazón y le conocemos podemos entender que vamos camino a la perfección. Considerando que todas las fases de la perfección están fundadas en la fe en Cristo y en lo que hizo, no en lo que podamos hacer para Él

Veamos algunos niveles que nos enseñan que vamos caminos a la perfección

1.Relación perfecta

En el momento que nos convertimos en hijos de Dios, somos declarados “no culpables”, es decir nos convertimos en justos, gracias a lo que Cristo hizo por nosotros en la cruz. Esta perfección es invariable y absoluta y es esta perfección la que nos da la garantía de que un día seremos completamente perfectos.

“Porque en él habita corporalmente toda la plenitud de la Deidad, y vosotros estáis completos en él, que es la cabeza de todo principado y potestad”Colosenses 2:9 y 10

2.Progreso perfecto

Nuestro progreso es variable en contraste con nuestra relación con Dios, es decir depende de nuestro caminar con Dios, muchas veces nos cuesta alcanzar la madurez, pero vamos camino a la perfección. Proseguimos esforzándonos hasta lograrla.

“No que lo haya alcanzado ya, ni que ya sea perfecto, sino que prosigo, por ver si logro asir aquello para lo cual también asido por Cristo Jesús” Filipenses 3:12

3.Perfectos totalmente

Alcanzaremos la total perfección cuando Cristo vuelva para llevarnos a su reino eterno, seremos glorificados y hechos completamente perfectos.

“Más nuestra ciudadanía está en los cielos, de donde también esperamos al Salvador, al Señor Jesucristo;

El cual transformará el cuerpo de la humillación nuestra, para que sea semejante al cuerpo de la gloria suya, por el poder con el cual puede también sujetar a sí mismo todas las cosas.”Filipense 3:20,21

Si este post te gustó y fue de bendición para tu vida, te invito a comentar y decirnos ¿En qué nivel de perfección te encuentras?

M.Cs.E Militza Indaburo

Lo que Dios exige de mí

Imagen cortesía de:laperuanareformada.blogsot.com.Todos los derechos reservados

Entender cuál es el propósito en la vida y hacer las cosas sin consultar a Dios, a la larga trae consecuencias nefastas, por el sólo hecho de no estar haciendo la voluntad de Dios, la palabra de Dios nos enseña que la voluntad de Dios es buena, agradable y perfecta, pero sé ¿Qué es lo que Dios exige de mí?

La palabra nos enseña en Deuteronomio 10:12

“Ahora ,pues, Israel, ¿qué pide Jehová tu Dios de ti, sino que temas a Jehová tu Dios ,que andes en todos sus caminos, y que lo ames, y sirvas a Jehová tu Dios con todo tu corazón y con toda tu alma; que guardes los mandamientos de Jehová y sus estatutos, que yo te prescribo hoy, para que tengas prosperidad?”

Jehová de los ejércitos quiere lo mejor para nosotros y desea darnos lo mejor, y aún cuando somos infieles, Él permanece fiel para con nosotros y extiende su misericordia. Sus exigencias no son difíciles de cumplir. Analicemos lo que Dios exige de mí:

Temer a Jehová tú Dios

Una de las primeras exigencias de Dios es que debemos temerle, esto no quiere decir que vivamos con miedo, sino que si amamos a Dios, sabemos cuáles son las cosas que a Él le desagradan y nos pueden apartar de su presencia. El temor a Dios va mas allá de hacer las cosas por obligación. Temer a Dios es sinónimo de Amor a su presencia y no pánico.

Andes en todos sus caminos

Andar en todos los caminos del Señor, no es sólo visitar el templo todos los domingos, cuando decido caminar en todos sus caminos, mi vida cambia totalmente, a tal punto que mi prioridad se convierte estar en su presencia y adorarle con todo mi ser, lo cual da como resultado un buen testimonio ante Dios y antes los hombres.

Que lo Ames

Amarás a Jehová tu Dios con toda tu alma, toda tu mente y todo tu corazón. Enamorarse de Dios es lo máximo, amar a Dios es indescriptible, llenarse de su presencia no hay palabras como expresarlo. Cuando amas a Dios tu vida cambia totalmente, a tal magnitud que ya nada de lo que haces tiene sentido si Él no está contigo.

Que sirvas a Jehová tú Dios con todo tu corazón y con toda tu alma.

La biblia nos enseña que todo lo que hagamos, lo debemos hacer como para el Señor y no para los hombres. Servir a Dios es un regalo que Él nos da, llenando nuestro ser de su amor y presencia, ayudándonos a cumplir nuestra labor aquí en la tierra. Es un privilegio servir a Dios.

Piensa por un momento si cumples con lo que Dios te exige,si no es así te invito a buscar su rostro,Él siempre tiene los brazos abiertos para recibirte.

M.Cs.E Militza Indaburo